Awesome Logo

Playa de Sant Esteve de la Fosca

Playa de Sant Esteve de la Fosca

La playa de Sant Esteve de la Fosca se encuentra en la bahía del mismo nombre, al norte de Palamós. Se trata de la playa más espectacular y querida por los palamosinos por la belleza de su entorno natural. 

Llegar a la playa de La Fosca es muy sencillo. Se trata de un vecindario muy bien comunicado y señalizado con el centro, por lo que únicamente hemos de tomar la carretera comarcal hacia el norte o incluso pasar por las calles del centro urbano. La Fosca se encuentra justo detrás del Cap Gros (cabo Gros).

Lo primero que llama la atención de esta amplia playa de unos 500 metros de longitud por unos 40 metros de ancho es la gran roca negra semisumergida que se encuentra aproximadamente en su mitad, y a la cual se puede acceder desde la propia playa. Ciertamente se trata de una playa muy familiar.

La playa se encuentra urbanizada, aunque no de manera excesivamente invasiva, por lo que todavía conserva mucho de aquel encanto que las familias de la zona ya disfrutaban décadas atrás, dado que la cala ha sido un lugar común de baño para muchos habitantes de la zona.

Otro de los motivos por los que la Fosca goza de un gran ambiente familiar es por su pendiente poco pronunciada de entrada al agua, lo que la hace ideal para parejas con niños pequeños. 

Cualquier visitante de esta emblemática cala no debería dejar de acercarse al Castillo de Sant Esteve, visible a la izquierda de la playa, a pocos centenares de metros. Un precioso camino de ronda, que nos permitirá obtener una maravillosa panorámica de la Fosca, nos lleva hasta él y, en la misma dirección, podremos caminar para llegar en 30 minutos a la Cala Es Castell, pasando por la preciosa Cala s’Alguer.

El origen de la Playa Fosca y de la característica roca negra que la preside tiene además una historia de leyenda.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *